Extraños durante el día

¿Cual será el último sonido que escucharemos justo antes de morir? ¿Cual la última imagen vista? Esa si será inasible, con todo el mundo de imágenes que cargamos en la cabeza no es para menos. 

¿Puedo hablarte un momento? Sí sí, se que puedo hablar conmigo mismo y también puedo responderme, pero, ¿existe la posibilidad de escuchar algo más? ¿"Algo...más" que me responda?
     
-¡No lo sé amigo!, es claro que nuestras mentes son poderosas, pero no me hagas a mí ese tipo de preguntas, yo solo he venido a este café a tomar algo caliente. 

-¡Ay! Disculpe, creo que he pensado en voz alta sin querer- 

El mismo hombre mira a la mesa y con su mano derecha toca y cuenta los dedos de su mano izquierda seguida de la derecha. Una vez que se ha asegurado que tiene cinco dedos en cada mano, se levanta de su silla colocándose el abrigo invernal, saca un billete de su cartera, mira al encargado, le sonríe y se marcha.