Charles Darwin

Carlita, a sus 28 años recién cumplidos, tomó una hoja de papel y como poseída por espíritus superiores escribió con toda la certeza del mundo (y con los ojos casi en blanco):

1. Creo que he descubierto que la ópera solo me gusta para preparar pizza. 

2. Ash, esa tendera de la farmacia no sale de mi mente: 
   -¿Cómo está señorita? ¿Le sirvió su pastilla para la migraña? 
   -Sí gracias, pero ahora necesito una Pastilla del día siguiente ¡por favor! 

3. Hay que disfrutar la vida porque de todas maneras no vamos a salir bien librados de ella.

4. "Mientras más placa, menos placa" Solía decir un amigo de esos amigos guarros que uno pesca por allí. Así que frente a la farmacia después de comprar La Pastilla me quedé leyendo el instructivo. 

5. ¡Los hostales apestan! ¿Por qué razón aquí ponen pura mamada y no ponen Pink Floyd o algo así? CANTINA LA BOTELLITA

6. Y si todo esto fuera un... Sueño? Me preguntó mi ex-novio durante un mañanero. -"Relajate un buen" sería muy rico, seguramente despertarías con una erección- Tuve que responder para que no se detuviera.

7. De Cantinflas siempre he amado el "Ciertopelo" 

8. Sería muy buena idea pedirle a Darwin consejos de amor.